FANDOM


Estos son los 7 pasos, para lograr un GRAN pokémon, es la versión extensa de cómo hacerlo, pero sin duda la más eficaz.
Paso 0: Movimientos y STAB que usará el Pokémon
Este primer paso consiste en todo lo que se ha explicado hasta ahora. Es decir, en los pasos que expliqué en el apartado “formando al equipo” teniendo en cuenta los valores ocultos, qué movimientos harán uso del STAB, cómo distribuiremos los PE, qué naturaleza nos interesa más, etc.

Paso 1: Cría/Captura un Pokémon con la naturaleza deseada De las naturalezas poco podemos decir ya que no haya explicado. En este punto tendremos que tener claro qué naturaleza nos interesa más. Algunas veces puede resultar que más de una nos sea beneficiosa pero, por lo general, nuestras preferencias se centrarán en una sola.
Hay que ser observadores y darse cuenta de la ventaja que nos puede suponer tener un set de movimientos adecuados. Si, por ejemplo, estamos entrenando a un Physical Sweeper, la naturaleza ideal sería Firme ya que aumenta el Ataque y disminuye el Ataque Especial. Esto nos es sumamente ventajoso debido a que la reducción del Ataque Especial no nos afecta en lo más mínimo ya que en nuestro set de movimientos no haremos nunca uso de esa estadística.
En el caso contrario, de hacerlo con un Special Sweeper, nos interesará entonces la naturaleza Modesta. Esta forma nos permitirá aprovechar lo mejor de las naturalezas sin perder nada a cambio y es aplicable a la mayoría de las categorías.

Paso 2: Dar Caramelos Raros y calcular los VI Este punto es importante. El cálculo de genes dará resultados más precisos cuanto más elevado sea el nivel de un Pokémon. Esto no quiere decir que tenga que estar casi al 100, simplemente con que llegue a nivel 20 ya nos da unos resultados bastante ajustados. El problema que tiene mucha gente es que llegan al nivel 20 o más, y al calcular los VI les da unos resultados incorrectos. Esto es debido a que han subido el Pokémon hasta el nivel 20 a base de combates y no han tenido en cuenta el número de PE que han adquirido a lo largo de esos combates.
La fórmula para calcular los genes usa la variable de los PE es por eso que, en caso de haberlos adquirido, deberá introducirse en la fórmula el valor correspondiente al número de PE que hayamos ganado hasta entonces. Pero resulta que la mayoría de entrenadores, llegados a este punto, se han perdido en el recuento de PE o simplemente ni los han contado.
Mi recomendación es que hagas lo siguiente: calcula los genes cuando todavía no hayas adquirido ni un solo PE. ¿Cómo hacer eso? Es tan sencillo como el hecho de no haber realizado ni un solo combate con el Pokémon el cual queremos calcularle los VI. Esto nos evitará el engorro de tener que estar pendiente de cuántos PE hemos ganado y nos hará el cálculo mucho más exacto y preciso. Lo único que tendremos que hacer es poner 0 en la variable PE de la fórmula.
Sabiendo esto uno se preguntará: ¿Cómo va a llegar hasta el nivel 20 sin haber hecho ningún combate? Pues a base de Caramelos Raros. Si alguna utilidad valiosa tiene este objeto es para esto, para calcular los genes. Hay que decir que la guardería también sirve para llegar al nivel deseado.
Lógicamente esto está pensado para Pokémon que tengan niveles muy bajos o recién salidos del huevo, uno que haya sido cazado al nivel 60 no necesitará que le demos Caramelos Raros para calcularle los VI.
El objeto en cuestión es algo escaso, así que si vas ligeros de caramelos lo mejor que puedes hacer es equiparte con un equipo de 6 Zigzagoons, una buena dosis de paciencia, y Cosecha hará el resto.
Cuando tengas un número más que suficiente de Caramelos Raros guarda la partida. Esos caramelos no deben usarse nunca de forma definitiva en un Pokémon, pues son los objetos que usaremos para calcular los VI de todos aquellos Pokémon que queramos entrenar debidamente.
Una vez guardada la partida le damos a nuestro Pokémon todos los Caramelos Raros, anotamos las estadísticas, calculamos los VI, tomamos nota de los resultados y acto seguido reiniciamos el juego sin guardar ni nada. De esta forma recuperaremos los Caramelos Raros y podremos usarlos para volver a calcular los genes de los futuros Pokémon que queramos entrenar.
Si los VI no nos son satisfactorios, es decir, tienen unos resultados muy bajos o no recaen principalmente en las estadísticas que nos interesan, pues nada, a empezar otra vez con otro Pokémon. Si por lo contrario nos resultan bien podemos pasar al siguiente paso.
Una muy buena media de genes es aquella que da 25 en general, pero debemos fijarnos en qué estadísticas recaen los valores de los Pokémon y quedarnos con aquéllos que ven potenciadas notablemente dichas estadísticas a través de los genes. De nada nos servirá tener a un Special Sweeper, con naturaleza Modesta y que tenga un gen de 31 en el Ataque y de 2 en el Ataque Especial. Así que procura tener en cuenta esto.
Una anotación que se añadió más tarde al post de los 7 pasos y que hablaba sobre este punto en concreto contaba lo siguiente:
El entrenamiento del Pokémon empieza ya antes de que nazca del huevo. Y ¿en qué sentido? Pues en cuanto a los genes de los padres se refiere.
La cosa es que los genes que tengan los padres del Pokémon que queramos entrenar influyen en cierto grado en los genes que éste obtendrá al nacer. De hecho, 3 de las 6 estadísticas, toman sus resultados en base a la influencia recibida por los genes de los padres en esas mismas estadísticas, el resto sigue siendo un resultado aleatorio.
Por ejemplo, si estamos juntando en la guardería a un Volbeat y a un Illumise, el macho Volbeat puede transmitir a la cría sus genes en PS y Ataque Especial, y la hembra Illumise pudiera transmitir su gen de Velocidad. Cada Pokémon padre contribuirá siempre, al menos, en la transmisión de un gen.
Si se tiene la suerte de conseguir un Pokémon con un VI de 31 en una estadística, se puede prácticamente llegar a lograr crías con 31 en el VI de esa misma estadística. Si se paran a pensar, eso puede significar que tras muchos intentos (y también mucha suerte), es posible lograr crías de Pokémon que lleguen a tener hasta 3 estadísticas de las 6 con resultados en sus VI de 31.
Es un trabajo laborioso que requiere mucha paciencia, pero es un modo que nos permite jugar con los genes. Teniendo en cuenta que los VI son unos valores ocultos de lo más rígido que hay, es una suerte contar con un mecanismo que nos permita manipularlos…, aunque sólo sea un poquito.
NOTA DIAMANTE PERLA: Para las ediciones de DS hay la opción de participar en una batalla online y elegir hacerlo a nivel 100 para que nuestro Poke suba temporalmente a ese nivel. De esa manera podremos consultar las estadísticas de nuestro Pokémon a nivel 100 y evitarnos el paso de ir subiéndolo a base de Caramelos Raros (o guardería). Además de esto, este proceso también tiene la ventaja de que los resultados de los genes calculados en Pokémon de nivel 100 serán 100% correctos sin márgen de error alguno.
Paso 3: Uso de las vitaminas Las vitaminas son los objetos llamados Más PS, Proteína, Hierro, Calcio, Zinc y Carburante. Nos ayudan a obtener una buena cantidad de PE de forma inmediata. De hecho es posible entrenar a un Pokémon sin usar ninguna de las vitaminas, el único inconveniente es que se tardará más pero los resultados serán los mismos. A decir verdad, el uso de las vitaminas es tan solo un ahorro de tiempo.
Teniendo en cuenta lo dicho hasta ahora, un Pokémon equilibrado sería el que tuviera una distribución de VI y PE más o menos por igual repartidos entre sus estadísticas. Este es el típico caso de los Pokémon que usamos desde el principio de la aventura y vamos jugando con ellos hasta el final del juego. Son Pokémon equilibrados pero que no han recibido un entrenamiento correcto. Estos pasos nos permitirán crear Pokémon que logren destacar en ciertas estadísticas. Es bueno aquí conocer también las EB de nuestro Pokémon, para saber cuáles de ellas son las mayores y poder explotarlas.
Si ponemos, por ejemplo, a un Latios, nos interesará entrenar su Ataque Especial y su Velocidad. De tal forma que le suministraremos únicamente aquellas vitaminas que aumenten el Ataque Especial y la Velocidad. Nos debemos olvidar por completo de las demás vitaminas, ya que si le diéramos más, estaríamos dedicando parte de los PE a otras estadísticas que no nos interesa potenciar.
Recordemos que los PE tienen un límite que es de 510. Si dedicamos un solo PE a una estadística que no nos interesa, se restará de esa cantidad total de PE a usar y no podremos recuperarlo.
NOTA: En Esmeralda, Diamante y Perla hay una modificación en la función de ciertas bayas que sí permite recuperar PE adquiridos en otras estadísticas. Se trata de las siguientes:
Esmeralda:
#21-Baya Grana: Disminuye en 10 los PE de PS.
#22-Baya Algama: Disminuye en 10 los PE de Ataque.
#23-Baya Ispero: Disminuye en 10 los PE de Defensa.
#24-Baya Melice: Disminuye en 10 los PE de Ataque Especial.
#25-Baya Uvav: Disminuye en 10 los PE de Defensa Especial.
#26-Baya Tamate: Disminuye en 10 los PE de Velocidad
Diamante/Perla:
Se trata lo mismo que el rubi, pero adems aumentan la felicidad.
Volviendo ahora al tema de las vitaminas, debemos saber que un Pokémon que nunca antes ha obtenido cantidades considerables de PE, es capaz de admitir hasta 10 vitaminas de un mismo tipo. Una sola vitamina es igual a 10 PE, por lo tanto, sabiendo que 10 vitaminas equivalen a 100 PE, en el ejemplo anterior que he usado con Latios, tendríamos ya a base de vitaminas 200 PE ganados: 100 dedicados a su Ataque Especial y 100 a su Velocidad. Teniendo en cuenta que el total a conseguir es de 510, al Latios del ejemplo le quedan todavía 310 PE para reforzar sus estadísticas.
Y en eso consiste el paso siguiente.
NOTA: Un Pokémon que ya ha adquirido 100 PE a base de combates no admitirá más PE obtenidos a base de Vitaminas por lo que se recomienda darle al Pokémon las 10 Vitaminas al principio de todo
Paso 4: Adquisición de PE. Uso de Vestidura y Pokérus En este paso ganaremos los PE restantes que le queden al Pokémon. Para ello deberemos conocer el PE que destinamos a cada estadística. En el caso del Latios anterior, si queremos tenerlo para que destaque en su Ataque Especial y en su Velocidad por igual, destinaremos 155 PE a cada una de esas dos estadísticas consumiendo así los 510 aplicables al Pokémon.
Es necesario que sepamos qué Pokémon nos dan qué tipo de PE y en qué cantidad. El objetivo es enfrentarse y derrotar todos aquellos Pokémon que nos generen un aumento de PE únicamente en las estadísticas que queramos entrenar.
Para ello deberemos llevar un recuento preciso e inequívoco de la cantidad de PE que vamos obteniendo. Había diseñado yo, para ello, una tabla donde se reflejaban los PE adquiridos, el aumento en la estadística y la numeración de combate. Pero no tuve el éxito esperado ya que mucha gente se lió todavía más, así que lo mejor es ir con papel y lápiz en mano, e ir anotando los PE, uno a uno, hasta llegar a tenerlos todos. Es pesado sí pero también es la forma más fiable de hacerlo.

En cuanto al objeto Vestidura y al estado alterado Pokérus, mucho se ha dicho pero pocos saben realmente cómo funciona. Y es que a veces complicamos las cosas más sencillas.
Vestidura es un objeto que dobla el número de PE obtenidos en un combate pero reduce la velocidad del Pokémon que la lleva en un 50%. Pokérus es un estado alterado temporal (o no, si se mantiene en el PC) que permite a un Pokémon doblar la cantidad de PE obtenidos sin penalización alguna en sus estadísticas. Tiene el problema de que es algo difícil de conseguir (ya que juega la suerte del juego en ello) pero una vez tenemos a un Pokémon infectado es fácil transmitirlo al resto a medida que se suceden los combates. Si el Pokémon que lo lleva no se guarda en el PC, el estado desaparecerá entre las próximas 24 y 48 horas.
Y por los que ya se han parado a pensar en ello, les respondo que sí. Sí es posible que se reúnan en un mismo Pokémon el objeto Vestidura y el estado Pokérus. Esto supondría que el Pokémon adquiriría PE 4 veces más rápido de lo normal.

Paso 5: Evolución, movimientos y chequeo de estadísticas El tema de la evolución es otro tema de esos que tanto le gusta a la gente liar. Que si evoluciona antes para lograr estadísticas altas, que si evoluciona después para aprender los movimientos más rápido, que si esto, que si lo otro, etc. Evoluciona cuando quieras, las estadísticas no sufrirán ningún daño. Pero ya que estamos contando las cosas bien, hablemos pues del momento exacto en el que hay que evolucionar.
La razón por la que evolucionamos a un Pokémon sólo cuando ya tiene los movimientos deseados es bien sencilla. Todos sabemos que un Pokémon no evolucionado aprende los movimientos mucho más rápido que uno ya evolucionado. Así pues nos esperaremos hasta que nuestro Pokémon tenga ya en su set de movimientos los 4 deseados. Mucho cuidado aquí para aquellos movimientos que sólo se adquieren por evolución en un nivel concreto. En este caso deberemos evolucionar para lograr dicho movimiento o en caso contrario no lo aprenderemos.
Les recuerdo que, siempre tenemos al tutor de movimientos que nos permitirá recuperar los movimientos que nuestros Pokémon olviden .
Se puede dar el caso que parte de los movimientos deseados sean MT. De ser así no demoraremos más el tiempo para evolucionar y lo haremos una vez lo creamos conveniente. De hecho este es el mejor momento para usar la típica MT que tenemos siempre guardada para el mejor Pokémon de todos. Si el entrenamiento hasta aquí ha sido el correcto el Pokémon hará un buen uso de la MT, así que no te preocupes que no la malgastaras en vano.
Finalmente, una vez nuestro Pokémon tenga el set de movimientos perfecto, leeremos sus estadísticas y comprobaremos si realmente concuerdan con sus movimientos. Llegados a este punto, y si lo hemos hecho bien, veremos que la mayoría de movimientos que hemos elegido para nuestro Pokémon se hallan bajo el uso de las estadísticas que tanto nos hemos esforzado para aumentar. Habremos logrado encajarlo todo con un buen resultado.
Paso 6: Maximización de PP y Nivel 100 La primera parte de este paso consiste en aumentar el número de PP de los movimientos de nuestros Pokémon. No es obligatorio hacerlo para decir que se tiene un Pokémon bien entrenado, pero sin duda es un paso que nos permite perfeccionar nuestro Pokémon. En teoría deberíamos aumentar los PP solamente de los movimientos que más usemos o de los que tengan una cantidad de PP muy inferior. Si un movimiento goza de muchos PP no es necesario que lo maximicemos (aunque yo los maximizo siempre todos, pero bueno...).
Para lograr esto hay que darle a nuestro Pokémon el objeto Más PP. Objeto bastante escaso en cualquier juego de la serie, como sucede con los Caramelos Raros, por lo que nos veremos obligados a recurrir de nuevo a nuestro equipo d amigos Zigzagoons rastreadores.
La segunda parte de este paso no creo que merezca ninguna explicación muy detallada. Simplemente coge al Pokémon y entrénalo hasta llegar al nivel 100.
Este momento del juego es de lo más pesado, así que carga con grandes dosis de paciencia. Muchos entrenadores prefieren seguir retando al resto de entrenadores del juego para ir subiendo de nivel poco a poco. Otros prefieren ir a zonas donde se encuentran Pokémon salvajes con niveles muy altos (cosa que no es aconsejable porque los Pokémon salvajes dan mucha menos experiencia que los de los entrenadores), y el resto que lo hacen pasándose la Liga Pokémon cuarenta veces.

Paso 7: Frente de Batalla Este es el paso final que, si bien no es un paso dentro del entrenamiento, te permitirá medir lo bien que has entrenado a tu equipo.
¡Mucha suerte¡

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.